Arquitectura Exterior

LA CATEDRAL

Arquitectura Exterior

 

 

La catedral que hoy se contempla está levantada sobre otra de estilo románico, de gran belleza y riquísima decoración a juzgar por los elementos que han llegado hasta nosotros. En el último tercio del siglo XV comenzó a ser demolida por su cabecera para dar paso a la catedral actual, que guarda un gran parecido con las catedrales del gótico alemán.

La sorprendente fachada corresponde a las últimas etapas constructivas de la catedral, comienzos del siglo XVIII. Es un espectacular retablo de piedra, obra maestra del barroco leonés. La integran tres portadas y un hastial, primorosamente tallado como obra de orfebrería y flanqueado por dos torres gemelas de planta cuadrada, unidas por graciosos arbotantes y puentecillos al cuerpo central y coronadas por chapiteles.

Presidiendo en todo lo alto, el descendimiento de Cristo y el Padre Eterno.

El programa iconográfico desarrolla una impresionante predicación. Cinco escenas evangélicas salen al paso en mediorrelieves elocuentes. A la izquierda, Cristo con el azote expulsa a los mercaderes del templo. A la derecha, Jesús escribiendo con el dedo en la tierra, cuando una mujer sorprendida en adulterio es llevada para que la condene. En la parte superior derecha de la concha, la escena de la curación del hidrópico. En la parte superior izquierda, se representa la escena del ciego de Betsaida, vestido de peregrino. Presidiendo en todo lo alto, el descendimiento de Cristo y el Padre Eterno.