Arquitectura Interior

LA CATEDRAL

Arquitectura interior

 

 

El espacio interior de la catedral impresiona por su sorprendente elevación y su luminosidad.
Su planta es rectangular, de siete tramos, con tres capillas absidiales y tres naves de extraordinaria altura, dos semejantes y la central más alta. En ella confluyen gran variedad armónica de estilos y lenguajes artísticos de cada época, siempre con el predominio de su gótico-tardío.

Esta catedral gótica es la única en España de abolengo alemán. Muestra de ello son las bóvedas correspondientes a las capillas absidiales y a los dos primeros tramos. En las bellas crucerías estrelladas convive el racionalismo gótico con la sofisticada y lujosa estética del tiempo de los Reyes Católicos.

En las estrellas del último tramo, en torno a la rosa de la clave dorada, con vivos y graciosos colores se asoman rostros de papas, obispos, monjes… pero será la heráldica del cordero del Apocalipsis el símbolo más representado y repetido de la catedral, ya que hace alusión al escudo del Cabildo Catedral de Astorga.

En la fachada de los pies se puede contemplar el reloj de sol y luna, ingeniosa obra Bartolomé Hernández en el año 1800. Marca las 24 horas del día, según la esfera y las fases de luna.